King Kong vs Godzilla: estrategias térmicas

Hola queridas lectoras

Hoy, y a petición popular, vamos a ver las diferentes estrategias que siguen los animales con respecto al mantenimiento (o no) de su temperatura corporal. Esperamos sinceramente que sean muchas más las veces que estéis interesadas en un tema en concreto y nos pidáis ayuda para resolver las dudas. ¡El feed-back se agradece!

Además, siguiendo con la hermosa tradición que el profesor de Ecología de la autora comenzó, con el fabulosísimo,  inolvidable e insuperable ratón melonero,  nos apoyaremos en dos animales ficticios para estudiar estas hipótesis: King Kong y Godzilla!!

Veamos, lo primero que hay que decir es que la regulación de la temperatura corporal se encuadra dentro de la homeostasia, que es el mantenimiento de ciertos parámetros dentro de unos límites compatibles con la vida, sin importar los cambios en el medio externo, o como pelotas hacemos para mantenernos lozanos cuando el medio nos quiere destruir.  La homeostasia puede referirse a mantener un volumen de agua, un nivel de productos de desecho o de nutrientes, etc.

La temperatura puede regularse de muy  diversas formas. Dos conceptos muy importantes son los de endotermia y ectotermia. Un animal endodermo sería King Kong, lo que vulgarmente se conoce como “de sangre caliente”. Este tipo de animales utilizan energía, aún cuando no estén realizando ninguna actividad, para mantenerse calientes. Por ejemplo, el titiriteo mañanero cuando llevamos en la calle un rato en invierno responde al sólo propósito de generar calor. Por el contrario, los animales ectotermos, o “de sangre fría” representados por Godzilla, no se molestan en activar su metabolismo sólo para producir energía.

¿Quiere decir esto que los animales de sangre caliente están siempre calentitos y que los animales de sangre fría están siempre fríos? De ningún modo.

Para ello necesitamos introducir otros dos conceptos: homeotermia y poiquilotermia. Los animales homeotermos son aquellos capaces de mantener su temperatura corporal  constante independientemente del medio; en palabras más chachis, los rangos de su homeostasia son restringidos. No nos cabe duda de que King Kong es homeotermo.

En contraposición a los homeotermos, estarían los poiquilotermos, cuando su temperatura corporal varía con la del medio; otra vez en palabras chachis, los rangos entre los cuales admiten variaciones de temperatura son muy amplios. Por ejemplo, muchos cangrejos hacen esto. Cuando el agua está caliente ellos están calientes, y cuando está fría… pues fríos se quedan. Los poiquilotermos son los “ninis” de la temperatura, no se preocupan por nada.

En contra de lo que se puede pensar al principio, endotermia y homeotermia no están siempre ligadas, como tampoco lo están ectotermia y poiquilotermia, aunque en general sea así. Un animal ectotermo puede ser homeotermo, ya que puede vivir en un ambiente estable (un Godzilla en el Caribe no es lo mismo que un Godzilla en el Sáhara) o puede buscarse las castañas el solo (termorregulación conductual).

Aquí tenemos un esquema que nos ayuda a aclarar este caos: (haz click para hacerlo más grande)

 Esquema termias

Por último, hay animales que tienen estrategias mixtas: los heterotermos. Emplean la ectotermia y la endotermia dependiendo de la situación. Además, hay dos tipos de heterotermia, una temporal y otra regional. Un ejemplo de heterotermia temporal serían los osos que hibernan. Cuando están activos se comportan como endotermos, pero cuando les entra el sueño reducen su energía metabólica y se comportan como ectotermos, dependiendo su temperatura del medio. En este ejemplo, siempre son homeotermos: cuando no regulan su temperatura ellos mismos, buscan un sitio calentito para estar.

La segunda modalidad de heterotermia es la regional. Hay animales que pueden dejar algunas partes del cuerpo “a su suerte”, mientras que mantienen su núcleo corporal estable.

Y para finalizar, ¿mejor endotermo o ectotermo? Pues mire usted, depende. La endotermia te permite llegar a más sitios, pero te hace vulnerable al consumir una gran cantidad de energía. Desde luego, la sangrienta batalla King Kong vs Godzilla no está decidida desde el principio. Las estrategias son variadas, y cada una sirve para un animal y un medio.

 Y eso es todo amigas. Ya sabemos que no es oro todo lo que reluce, ni está frío todo lo que lo parece. Para que no os fiéis de las apariencias.

Fuentes:

http://www2.uah.es/pedrovillar/Docencia/Ecologia%20Grado%20Biologia/Archivos/Seminarios/Temperatura/Barco,%20Blanco,%20Carballo.pdf

http://www.bioscripts.net/zoowiki/temas/43A.html

Advertisements

2 comments on “King Kong vs Godzilla: estrategias térmicas

  1. Muchas gracias!! yo pensaba que con distinguir entre animales de sangre caliente y fría uno ya podía hacer vida… ya veo que no 😉

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s