Matemáticas: las raritas de las ciencias

¡Buenos días princesos y princesas!

En el anterior post (que puedes leer pinchando en el siguiente enlace: https://beautifulsci.wordpress.com/2014/02/10/que-es-ciencia-dices-mientras-clavas-en-mi-probeta-tu-anteojo-azul/) nos ocupamos en definir qué es la ciencia, y en el camino mencionamos que las matemáticas son punto y aparte, pero no dijimos el porqué. Y no queremos dejar el tema “colgado”.

Bien, lo primero tenemos que distinguir entre “ciencias fácticas” y “ciencias formales”.  Las ciencias fácticas son aquellas que se ocupan de registrar y explicar los procesos que se dan en el mundo, es decir, se encargan de los hechos. Son las pesaditas del método científico que ya conocemos, como la física, la química, la biología, las ciencias sociales, etc.

Y ahora vienen las “ciencias formales”, entre las que se incluyen la lógica y las matemáticas. Las ciencias formales no se encargan de solucionar cosas de la realidad (son muy finolis ellas para rebajarse a resolver nuestros mundanos problemas), sino que construyen formas o entes ideales con los que trabajar, es decir, trabajan sólo con el pensamiento.

Vamos a explicarnos: podemos tener muchas cosas que son tres. Un trío, tres manzanas, tres células, tres casas, tres cerditos… Todos conocemos lo que es un “3” y lo podemos representar. ¿Pero quién vio jamás un tres? No puedes soltar un tres al mundo y darle de comer esto o lo otro, o aplicarle tal campo magnético o rociarlo con lejía. El tres no existe, igual que no existe el 10 o el 110095476083968785’013.

3

Lo mismo podemos decir de una línea recta entendida como una sucesión de puntos adyacentes que se prolonga hasta el infinito, de un número imaginario o de una integral. Son ficciones construidas por la mente humana.

Las matemáticas crean sus propios entes ideales, construyen axiomas y los relacionan, pero siempre trabajan desde el pensamiento, no desde la realidad. Esto no quiere decir que no se puedan usar para solucionar problemas reales. Todas las ciencias fácticas se sirven de los conceptos y modelos matemáticos para poner un poco de orden en el caos que es el mundo y los datos que éste nos proporciona. ¡Gracias matemáticas, gracias lógica!

También cabe señalar que mientras las ciencias fácticas son inductivas (es decir, a partir de la experiencia se induce una teoría), las ciencias formales son deductivas: primero se dicta un enunciado, que es aplicable a todo todo y todo lo demás.

 formula matemática

Por otro lado, siempre se ha dicho que la ciencia es objetiva. Bueno, las ciencias fácticas sí que tienden a ser objetivas, dado que rechazan el uso de los sentidos y se inclinan por demostraciones empíricas. Sin embargo, las ciencias formales no pueden ser objetivas, ni subjetivas, ni nada, puesto que no trabajan con la realidad.

Pero no nos engañemos: aunque no sean objetivas, las matemáticas nos siguen gustando. Y en realidad, nosotros a ellas también.

corazon matematica

Fuente: Filosofía de la Ciencia, Mario Bunge

Advertisements

One comment on “Matemáticas: las raritas de las ciencias

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s