Celulosa: ¿Porqué las plantas se mantienen de pie?

Eso es. Todos sabemos que los animales podemos mantenernos erguidos gracias a la estructura ósea a la que se encuentran unidos nuestros músculos y órganos, es decir, nuestro esqueleto. Y menos mal. Por ahí recordamos un episodio en el que al pobre personaje de  Harry Potter le dejan sin huesos en un brazo en menos de lo que se tarda en estornudar. Su anteriormente fuerte y lozano brazo se convierte en una masa informe sin ninguna movilidad. Qué grimica.

Image

Pero las plantas no tienen ningún órgano especial (si, un hueso es un órgano) que les sirva de soporte. Tienen órganos especializados en hacer la fotosíntesis (las hojas), recoger agua y nutrientes del suelo (las raíces), etc,  pero no tienen una especie de hueso vegetal que les permita mirarnos por encima del hombro, como acostumbran a hacer.

¿Cómo lo consiguen? La respuesta está en la “pared celular”. Un componente principal de las células vegetales que no tienen las células animales es dicha pared. Se encuentra rodeando toda la superficie de todas las células. Por supuesto, una pared de grosor microscópico no es muy resistente por sí sola, pero si se combinan las paredes de todas las células de la planta, tenemos casi un “plantbocop”.

La pared celular tiene varias capas y diversos componentes. Los componentes puedes ser divididos en dos tipos fundamentales: la celulosa y la matriz de la pared. En la matriz de la pared hay diferentes proteínas como las pectinas, con distintas funciones. Sin embargo, es la celulosa lo que nos interesa.

La celulosa es básicamente una agrupación muy ordenada, en cadenas o fibras, de unas unidades esenciales llamadas glucosa. La glucosa es básicamente un azúcar, el más conocido de todos, y es un componente básico del azúcar de mesa. Lo que diferencia a la celulosa es que tiene unos enlaces denominados “enlaces β”, que son más resistentes que los “enlaces α” que normalmente se establecen en el azúcar de mesa normal.

Image

La celulosa es el componente fundamental del papel o del algodón. Así que sí, cuando escribes o cuando te pones algodón sobre una herida en realidad estás utilizando unos cuantos cadáveres de vegetales procesados. Bien organizada, la celulosa puede ser extremadamente resistente. Si no lo crees, prueba a intentar romper unos cuantos folios juntos.

Por último nos queda decir que la pared celular y la celulosa fueron una parte decisiva de la evolución de las plantas. Cuando solo existían las algas, el soporte no era tan importante, ya que era provisto fundamentalmente por el propio agua. Pero una vez que las plantas se hicieron valientes y decidieron explorar el mundo hostil de la tierra y el aire, necesitaron un soporte para sobrevivir, que comentaremos con más detalle junto con otras adaptaciones clave en algún otro post.

Image

Y eso es todo. Esperamos que os haya resultado interesante y que tengáis ya ganas de leer nuestro siguiente post, que versará sobre “monómeros y polímeros”. ¡No os lo perdáis!

Fuentes:

http://www.agro.unlpam.edu.ar/catedras-pdf/PARED%20CELULAR.pdf

Autobombo en Hablando de Ciencia

Hola princesos y princesas

En esta entrada sólo vamos a hacer autobombo. La autora principal de Beautifulsci colaborará a partir de ahora en Hablando de Ciencia, una página didáctica y entretenida que también pretende hacer divulgación científica de calidad. La recomendamos sin ninguna duda. Desde aquí queremos también agradecer a Hablando de Ciencia la oportunidad que nos brindan de participar en un proyecto más amplio y ambicioso.

HdC logo

En el primer post hablamos sobre la defensa de plantas frente a patógenos. Aquí os dejamos el enlace:

http://www.hablandodeciencia.com/articulos/2014/03/17/conociendo-como-se-defienden-las-plantas/

Pues eso. Nunca dejéis de aprender.